A cara descubierta

Esta semana he decidido hacer pública mi identidad. ¿Por qué? Supongo que porque esta etapa de mi vida ya está superada y no necesito tapar lo que he sido y lo que he sufrido por miedo a los prejuicios ajenos o a que me hagan daño. Mi vulnerabilidad es mi fortaleza, y quiero mostrársela al mundo, a quién quiera verla, porque ya no la veo como una debilidad, sino como algo que me ha fortalecido y me ha permitido ser quien soy.

Me llamo Inés Arias de Reyna. Sufrí bulimia. Y estoy curada.

Te invito a que te pasees por mi otra casa en la que soy mucho más activa que en esta y donde muestro todo lo que soy. Por eso mismo, he decidido llevar a mi otro blog, Lady Dragona, esta otra parte de mi vida, tan importante, que he mantenido escondida, no fuera a ser que alguien me juzgara por bulímica y no por las tantísimas cosas que realmente soy. Allí reescribiré, corregiré estas entradas y añadiré otras que faltan, también quitaré algunas que no aportaron gran cosa ;).

Gracias a todos los que seguisteis mi recuperación durante los años de tratamiento y a los que os habéis acercado a este blog después. Escribir sobre lo que me ocurría me ayudó a comprender la enfermedad y a entenderme a mí. Si no hubiera tenido quién me leyera, igual no lo hubiera escrito, así que en el fondo todo el que leyó (o lee) este blog, me ha ayudado a recuperarme. Os lo agradezco de corazón.

Anuncios